En época de pandemia, el gobernador entregó la vivienda 1.000 del año

En una siesta iluminada por la alegría, 208 familias más de la ciudad de San Luis recibieron su vivienda. El nuevo barrio se ubica detrás de las Viviendas Productivas y el 500 Viviendas Norte. “En época de pandemia y con mucha crisis económica y social hemos podido seguir construyendo viviendas y cumpliendo con estos hermosos sueños”, expresó el gobernador, Alberto Rodríguez Saá. Al mediodía, el Gobierno provincial entregó otras 400 viviendas, totalizando 608 en la jornada.

 

 

 

Este martes estuvo marcado por un gesto cálido que se repitió por doble jornada, al sur y norte de la capital puntana: el gobernador abriendo puertas.

 

En una caravana a pura música y bocinazos, minutos antes de las 15:30, Alberto Rodríguez Saá ingresó al nuevo barrio, ubicado en las cercanías del aeropuerto.

 

Luego, caminó por la manzana Z y visitó 15 hogares en un clima de esperanza y alegría. El gobernador felicitó a los propietarios y los acompañó al interior de sus nuevos hogares. Las familias que compartieron la felicidad con Rodríguez Saá fueron Mirta Zamorano; Isidro  Guevara y Verónica Arguello; Oscar Becerra y Cintia Amarfil; Ana Lucero y familia; Cristina y Judith Guiñazú; Horacio Echenique y Marcela Amieva; Susana Funes y Edgar Camargo; Claudio Gatica y Lorena González; Mabel Pedrozo; Carlos Páez y Adriana Pereyra, Jesús Farías y María González; Alejandro Barroso y Aurelia Garro; Walter Godoy y Verónica Bustos; Elizabeth Chirino y María Murúa; y María Godoy y Yamila. Simultáneamente, funcionarios del Gabinete provincial entregaban el resto de las viviendas.

 

 

 

 

 

Pasadas las 16:00, el primer mandatario puntano vivió otro momento inolvidable junto a la familia adjudicataria mil de este año. Yésica Tissera y Héctor Orellana recibieron la llave de su vivienda y un ramo de flores de manos del secretario general de la Gobernación, Alberto Rodríguez Saá.

 

“Que sean muy felices, rieguen las plantas, vamos a trabajar junto con el Ministerio de Obra Pública e Infraestructura y el Plan de Inclusión Social para limpiar los baldíos y vamos a aprovecharlos para hacer algunas canchitas de fútbol o algunas placitas”, prometió el gobernador quien además estuvo acompañado por el vicegobernador, Eduardo Mones Ruiz; el secretario de Vivienda, Guillermo Alaniz; el intendente de San Luis, Sergio Tamayo, funcionarios y legisladores, entre otros.

 

Asimismo, durante el mediodía de este martes, el Gobierno provincial hizo realidad el sueño de la casa propia a 400 familias al sur de la capital provincial.

 

Desde julio hasta agosto, se entregaron 2 viviendas en Zanjitas, 2 en Alto Pencoso, 3 en Villa de la Quebrada, 3 en La Calera, 5 en Luján, 12 en Candelaria, 365 en Villa Mercedes, y 608, este martes, en la ciudad capital, llegando a las 1.000 viviendas este año.