albertoanuncio

El primer mandatario provincial activó la cláusula gatillo para mitigar las consecuencias de la crisis económica que sufre el país. El 21 % otorgado este martes se suma al 21 por ciento que dio en marzo a toda la administración pública provincial. Se hará efectivo a partir de diciembre e impactará en el medio aguinaldo. Además, estableció un bono navideño de $3.000 para el Plan Solidario y de $1.500 para las becas 22AG.

En busca de recomponer los recursos de la gente y para profundizar la lucha contra la pobreza, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, activó este martes la cláusula gatillo y anunció un incremento salarial para todos los trabajadores de la administración pública provincial. También estableció el otorgamiento de bonos navideños para los becarios 22AG y beneficiarios del Plan Solidario.

Las decisiones del jefe de Estado sanluiseño se conocieron en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, que lució colmado de funcionarios, gremialistas, legisladores provinciales y nacionales, e invitados especiales.

Alberto, de saco gris y camisa clara, se sentó al frente de una mesa en medio del auditorio secundado por la ministra de Hacienda Pública, Natalia Zavala Chacur, y el vicegobernador, Carlos Ponce. A su lado estaban todos los integrantes de su gabinete.

El acto, al margen de las buenas noticias económicas, tuvo momentos de mucha emoción porque Rodríguez Saá firmó diez decretos que impulsan la construcción de 1.003 viviendas distribuidas en distintos departamentos de la provincia: 2 casas en Batavia, 2 en La Carolina, 2 en Zanjitas, 2 en Saladillo, 2, en Juan Llerena, 2 en Alto Pencoso, 3 en La Calera, 3 en Villa de la Quebrada, 6 en San Martín, 6 en Nueva Galia, 365 en Villa Mercedes y 608 en la ciudad de San Luis.

Los aplausos y expresiones de alegría coparon por primera vez el Salón Blanco y conmovieron a Alberto, quien reflexionó sobre el significado de alcanzar el techo propio.

“Uno siempre firma con emoción estos decretos porque hablar de construcción de viviendas es realmente una bendición. La esperanza que genera en los beneficiarios y futuros dueños es enorme. Crea un enorme clima de esperanza. La vivienda es… la casa propia. Es un sueño enorme”, destacó feliz.

Luego, el mandatario contó detalles de la organización del acto y de los anuncios que momentos después haría. “A estos anuncios había que ponerles un nombre. No sabíamos cuál. Pero los chicos de Prensa de la Secretaría General, como sabían su contenido, al lado de la palabra ‘Anuncio’ le colocaron un emoticon de un guiño. Entonces vamos a denominarlos ‘Anuncios del Emoticon’”, expresó Alberto entre risas.

Momentos más tarde, Rodríguez Saá sacó una hoja de papel del bolsillo interno de su saco, se colocó sus anteojos y desandó, una por una, las mejoras salariales que impactarán en los sanluiseños. Alberto fue interrumpido varias veces por los aplausos de la gente y también por su emoción.

“Hace unos días dispusimos un aumento en el beneficio percibido por los becarios 22 AG y beneficiarios del Plan Solidario, aunque yo le digo Plan de Inclusión. Enorme Plan de Inclusión, orgullo nuestro. Al mismo tiempo que establecimos un bono extraordinario para los trabajadores de la administración pública. Hoy, con la mirada constante en la situación económica que atravesamos, procurando mitigar los efectos de la inflación y evitar la pérdida del poder adquisitivo, realizamos un esfuerzo adicional. Vamos a hacer más esfuerzos. Mediante el cual los becarios 22AG recibirán un bono navideño de $1.500, cuyo pago se hará efectivo del 17 al 21 de diciembre próximo. Los beneficiarios del Plan Solidaridad o Inclusión Social, recibirán un bono navideño de $3.000 el día 17 de diciembre”, explicó, y los aplausos surgieron con fuerza.

“En el caso de los trabajadores dependientes de la administración pública provincial, hablo de todos los sectores, es decir, docentes, salud, seguridad. Todos. Siendo que llevamos otorgado un incremento salarial del 21 por ciento del mes de marzo, y que posteriormente anunciamos un bono extraordinario a pagar en cinco cuotas. Mil en octubre, dos mil en noviembre, dos mil en diciembre, dos mil en enero y dos mil en febrero, lo que totalizaba un bono de $9.000, entendemos necesaria una recomposición salarial más superadora. Queremos superar ese bono. Es decir que, para preservar el poder adquisitivo, vamos a accionar la cláusula gatillo”, expresó y una ovación de pie por parte del público le impidió continuar.

“La cláusula implica un ajuste salarial producto del monitoreo permanente de la inflación pasada, como así también una estimación de la inflación esperada. De este modo el bono ya anunciado será reemplazado. Lo vamos a reemplazar al bono por algo mejor. Nadie se verá perjudicado. Ahora al bono lo vamos a superar, será mejor”, añadió.

“El bono será reemplazado a partir de diciembre garantizando, en todos los casos, que será igual o superior a los $2.000 de bolsillo. Esta disposición se hará efectiva con el pago de los haberes que se abonarán el 28 de diciembre y también impactará en el aguinaldo, cuyo pago se realizará el 20 de ese mes”, explicó ante la alegría del público.

Ya en ese momento, el ambiente de algarabía había contagiado al gobernador que, con una amplia sonrisa, prosiguió y remarcó la importancia de lo que iba a anunciar. “Vamos ahora a lo esencial. El Gobierno de la Provincia aplica la cláusula gatillo y establece un aumento salarial del 21 por ciento, totalizando en lo que va del año un aumento del 42 por ciento”, sostuvo para abrir una nueva ovación de pie y gritos de júbilo.

Emocionado, Alberto comenzó a cerrar el encuentro con una valoración hacia muchos sindicalistas sanluiseños. “Termino con un agradecimiento. A los compañeros de todos los gremios por la paciencia y la comprensión. A veces silencios nuestros frente a pedidos, pero sepan que en nuestro corazón tenemos los mismos ideales, que compartimos todos los que estamos en este Gobierno. Que es pensar primero en los trabajadores, en los más humildes, en la situación social, que en el país es desesperante y en San Luis es grave. Por eso tomamos estas medidas”, subrayó.

Para alejar cualquier especulación futura y dar calma a la gente, Alberto se refirió a la sanidad de las arcas provinciales. “Para tranquilidad de todos, para nuestros hermanos del Plan Inclusión, nuestros hermanos menores de las becas, la plata alcanza, va a alcanzar, no nos vamos a endeudar. Seguiremos haciendo obras, con nuestro plan de viviendas. Y anuncio que en pocos días tendremos resueltas las presentaciones para la construcción de nuestro hospital, que espero lo podamos anunciar antes de fin de año y que las obras comiencen antes de que termine 2018”, destacó.

Fulminar la pobreza, fulminar la indigencia

En la despedida, Rodríguez Saá volvió a hacer hincapié en las estadísticas que señalan que San Luis mejoró sus números en torno a la lucha contra la pobreza. Sin embargo, el mandatario remarcó que no claudicará en la erradicación de un drama que envuelve a todo el país.

“Miramos hoy los números de la actividad económica y han mejorado en San Luis. Aquí, en la desocupación volvemos a estar en pleno empleo según los índices. En la lucha contra la pobreza la media nacional es de 27 puntos. Nosotros también teníamos 27, pero lo hemos bajado a 17. Lo bajamos 10 puntos. Hay lugares en Argentina que la pobreza marca los 32 puntos. En el conurbano bonaerense está en 32,9, y en otras localidades alcanza los 42 puntos. Nosotros no estamos contentos porque hay 17 puntos en San Luis y tenemos 2 puntos en indigencia, que sigue siendo enorme. Tenemos que fulminar la pobreza, fulminar la indigencia en la provincia. Que todos los chicos se vayan a dormir con la panza llena y que cada niño coma con su mamá y con su papá”, manifestó visiblemente conmovido y ante el cariño de la gente que copó el Salón Blanco.

 
 
 
 
 reconocimientosalarial
 
 feriadiciembree
 
 
 
 mapa la punta

Traductor/Translate

 
 diaderechohumanos
 
 
 
 
 
whatsapp noticia