Son casas de fin de semana colindantes unas con otras. Se cree que el hecho habría ocurrido esta madrugada y que todas fueron violentadas en la misma ocasión.

Las viviendas están ubicadas sobre la Autopista 25 de Mayo, a unos mil metros al sur de la rotonda de ingreso al pueblo.

Escrito por Silvana Sola NOTINOGO

"Prácticamente Villa de la Quebrada está libre para el robo porque no entendemos; a las viviendas que están al lado ya les han robado dos o tres veces. los han desvalijado. La gente ya sabe quienes son (...)", manifestó a La Posta Gustavo, uno de los damnificados, a quien le sustrajeron artefactos sanitarios y grifería que estaba instalada en el baño de la vivienda de fin de semana. Para ingresar, los malvivientes rompieron el alambrado olímpico perimetral y la puerta de chapa.

Indignado, el más nuevo de los vecinos en esa cuadra, cargó tintas contra la Policía y la jefa comunal: "La Policía no hace nada porque en definitiva sabe quienes son, donde viven, saben cuál es el mudus operandis" (...) "Ya no sabemos que hacer porque no tenemos respuestas ni de la Policía ni de la intendenta".

Alejandro hace diez años que comenzó a levantar las paredes de su casa de descanso en el pueblo Capital de la Fe. En ese lapso, los amigos de lo ajeno ingresaron tres veces. En esta ocasión sólo alcanzaron a llevarse ropa de cama.

"Uno no tiene derecho a tener una casa de campo", se quejó el hombre que esta mañana y se encontró con la desagradable noticia y al igual que su vecino Gustavo, se quejó de la Policía y la Intendencia, "La bronca que te da es que te cobran los impuestos todo el año, cuando viene la fiesta de Villa de la Quebrada te vuelven a cobrar los impuestos, ¿y vos pagas impuestos para qué?, ¿para vivir así en tierra de nadie?"

La puerta de Alejandro estaba asegurada con cerradura y dos pasadores con candado, pero no fue impedimento para que los malhechores ingresen y revisen que podían llevarse. Ademas la puerta trasera está asegura por dentro con tres barrotes de hierro dado que esa fue violentada en otro robo.

Las otras dos viviendas colindantes tenían también sus puertas abiertas, una de ellas con reja y otras medidas de seguridad, sus dueños fueron informados telefónicamente por sus vecinos.

 

La Sub Comisaría 21º de la localidad, comandada por el Crio. Sergio Elizondo, cuenta con un móvil, una moto y cuatro efectivos por guardia y una amplia jurisdicción para cubrir que se extiende desde el puente del Río Nogolí hasta el camino La Loma, en el Suyuque, y desde las sierras (monasterio incluido), hasta la ruta nacional 146.

 

En toda esa zona no hay cámaras de seguridad ni lector de patentes, equipamiento que, según informo el Ppal. Heraldo Torino, segundo Jefe a cargo de la dependencia local, fueron solicitados a las autoridades.

 
 

Traductor/Translate