Fue fumadora durante dieciséis años y, de pronto, dejó el cigarrillo y volcó toda su energía al atletismo. Corre desde hace apenas un año y medio y en la primera media maratón que participó salió segunda. Esta es su séptima carrera y la más importante en extensión y su objetivo a mediano plazo es completar los 42k, como corolario al esfuerzo y la dedicación que pone día a día en sus entrenamientos.

Se trata de Graciela Menichetti Bruera, de nuestra ciudad de La Punta,  atleta de la agrupación Proyecto 1 Running, quien obtuvo el 2° puesto en la “Maratón Aniversario de Tilisarao 2017”, que se llevó a cabo en esa localidad el 17 de setiembre pasado, e incluyó las categorías de 21K, 10K,  5K y  2K.

Participaron más de 300 personas en todas las distancias y unas 30 en la categoría de 21K.

“Grace”, como le dicen, contó que fue una carrera difícil, con mucho viento y calor, pero terminó el extenso tramo en 1:55 hs, “un tiempo bastante aceptable teniendo en cuenta que era mi primera media maratón y que me había recuperado recientemente de una lesión”, aseguró la joven, quien entrena duro todos los días para prepararse para estos desafíos, que cada vez son más exigentes.

Su primera carrera la hizo en noviembre de 2016 y desde entonces no ha parado.  Grace entrena intensamente, todos los días, con poco descanso: realiza la parte física dos días a la semana en el Atenas Gym & Spa y el resto entrena con la guía de Roberto Lucero, quien está al frente de Proyecto 1 Running. “Gran parte de este logro es gracias a él”, reconoció Graciela aunque señaló que el gran desafío de correr por tanto tiempo es sobre todo mental. “Tuve que concentrarme mucho para controlar la respiración, los movimientos, el paso. Pero es en esos momentos en los que uno siente que no puede más donde hay que focalizarse en todo el esfuerzo que uno hizo para estar allí”, aseguró.

En cuanto a la sensación de llegar a la meta con un segundo puesto, Grace manifestó que “entre el cansancio y la emoción se me juntaron muchos sentamientos que fueron inexplicables, sobre todo la satisfacción de cruzar la meta y de haberlo logrado”, afirmó.

De la adicción al cigarrillo a la del running hubo un salto cualitativo inmenso, que fue creciendo cada vez más hasta el punto de que, para Graciela, se ha convertido en un estilo de vida que le brinda “una sensación única, de felicidad y vitalidad, que hace que todo gire en torno a esta actividad”, dijo.

Su próximo objetivo siempre es seguir en acción, compitiendo, con la mirada puesta en los 42K, que seguramente tendrá la oportunidad de desafiar muy pronto. Mientras tanto, en el corto plazo, participará de los 10K de la 2° edición de “Corre El Diario”, el próximo 1° de octubre, para los que ya está entrenando con la fortaleza y el tesón que caracterizan a esta promisoria atleta.

 

Nota Ligas Menores

Fotos: gentileza Proyecto 1 Running

 

 
 
 

Traductor/Translate