En la escuela Maestra Rosendo Quiroga en el nivel primario, cuentan con un taller de jornada extendida a cargo de las señoritas Jhoana Cerdan y con la colaboración de las señoritas Lujan y Estela.

Este taller tiene como propósito hacer actividades de la vida cotidiana o que le sean útiles en otro ámbito que no sea la escuela. El trabajo surge de un proyecto que brinda Edesal y el Inta y donde la escuela quedó seleccionada.

Lamentablemente la tarea de los niños fue dañada en dos oportunidades por los robos y daños sufridos. El primero de ellos fue hace aproximadamente un mes y medio donde se robaron almácigos desde el patio del frente, em pleno horario escolar. El segundo fue durante este fin de semana largo. Esta vez estaban en lo que es el patio del jardín, donde habían plantado una serie de verduras como lechuga, rabanitos y pimientos

Esto no es solo el robo sufrido sino el daño que se les hace a los niños, que cada vez que se produce un hecho como este, deben empezar nuevamente todo el trabajo nuevamente.

La seño Jhoana nos explicaba que los niños se desanimaron mucho con este último robo ya que no solo dañan su trabajo, sino también impiden que los alumnos vean el fruto de su esfuerzo y  perjudican la tarea pedagógica.

El malestar de los chicos que participan del taller, que son alumnos de 4° y 5° grado del turno mañana, los llevó a realizar un cartel dedicado a la comunidad en general y a los “amigos de lo ajeno” en particular en donde les piden “PIENSEN EN NUESTRO ESFUERZO”.

Estos niños se quedan tres veces a la semana en la escuela, donde se llevan su vianda para almorzar y comenzar con las tareas de la huerta en el horario de la tarde.

Todo su esfuerzo se vio empañado en dos oportunidades. Los chicos dijeron BASTA y quieren difundir lo que les sucede para que puedan seguir con el proyecto y ver los frutos de su esfuerzo.

A CONTINUACIÓN LA PALABRA DE LA SEÑO JHOANA CERDAN, EXPLICANDO EL ALCANCE DEL PROYECTO Y LOS ROBOS SUFRIDOS.

 
 
 

Traductor/Translate