Todo comenzó en una charla entre dos vecinos motivados por la misma pasión "el fútbol", Claudio Vega y Omar Astudillo, quien aparte de ser comerciante en el barrio, también es preparador físico. Ambos vieron la necesidad de crear una escuelita de fútbol para que los chicos del barrio comiencen a formarse en un deporte. Con recursos propios, reciclaron pelotas y conos. Les comunicaron a sus vecinos la iniciativa y comenzaron a sumarse, lo que tal vez no esperaban era la gran convocatoria que iba a tener el primer entrenamiento.

Claudio Vega, relató a esta redacción que “esperábamos como mucho 10 chicos el primer día, pero aparecieron 25 chicos a entrenar”, más los que ya confirmaron que se sumarán en los próximos días.

“Nos comunicamos con Luciana Ayala, Director de Deportes de la Municipalidad, para que nos ayude con la canchita porque los espacios verdes no están en óptimas condiciones para que los chicos practiquen deporte”, relató Vega.

Primero habían pensado y así se lo comunicaron a Ayala, en una canchita de 7, pero viendo la cantidad de chicos que se sumaron, ya necesitan una de 11.

Además Ayala, ya les planteó la idea de participar de los interbarriales con una de las categorías, “así que más ganas de hacer las cosas, de incentivar a los chicos. Va hacer la primera vez que van a representar a nuestro Barrio” relató Vega.

El primer objetivo que tienen es tener la cancha y el segundo comenzar a formar las categorías. La convocatoria es de los 4 años a los 13, para los interbarriales solicitaron categorías 2005-2006-2007 (en una sola categoría), 2008-2009 (en una sola categoría).

La escuelita es gratuita, a pulmón de los pioneros, para que los padres de los chicos se queden tranquilos, están averiguando para hacerles un seguro personal como corresponde y buscarle el marco legal, además de solicitarles fotocopia del DNI y el último examen físico de la libreta de salud.

También ya están pensando en el nombre de la escuelita, que quedará a criterio de los propios chicos. Lo que empezó como una charla de vecinos, hoy tiene superada sus expectativas con un desafío por delante, la cancha, la primer competencia de la escuelita y la aspiración a que en un futuro se convierta en el primer club de los Barrios 600 y 900 viviendas.

Para ello, necesitan materiales deportivos y todo aquello que sea de interés para realizar el deporte (arcos, redes, pelotas etc), “quiero aclarar que esto no es una escuela con fines políticos, nosotros no pertenecemos a ningún partido político. Todo está hecho a pulmón. Los que quieran venir ayudarnos serán bienvenidos”, aseguró Claudio Vega pionero de la escuela, quien además contó como consiguieron los elementos para el primer día de entrenamiento, “mi hijo tiene una pelota de fútbol se la pedí, yo tenía otra la uní a la de mi hijo, Omar Astudillo tenía conos y pelotas y bueno comenzamos con lo que teníamos”.

Esto recién comienza, con el apoyo de los padres y el entusiasmo de los chicos la escuelita dio sus primeros pasos. Esto es un sueño que emprendió como una escuelita de fútbol, mañana puede llegar a convertirse en un nuevo club de la ciudad.

 

 

 
 
 

Traductor/Translate