Imagenes El Punteño

En el día de ayer martes en horas del mediodía, nuestra redacción comenzó a recibir llamados donde solicitaban nos hiciéramos presentes en la manzana 172 del barrio 900 viviendas.

Al llegar, nos encontramos con una vecina, residente de la ciudad, desde los inicios de la misma que estaba en un estado de conmoción ya que cuando llegó a la vivienda se encontró con todas sus pertenencias afuera.

Dentro de la casa, estaban quienes se declararon dueños de la misma.

Afuera de ella, un patrullero que esperaba que los dueños le demuestren que realmente eran los propietarios.

Vecinos se solidarizaron con la ocupante quien tenía los muebles a un costado de la vivienda  en cuestión y de forma inmediata comenzaron a darle contención, ante la crisis de llanto en la que se encontraba.

 “Nada justifica que la mujer y sus hijos hayan sido sacados de la vivienda de tal modo”, así lo relató a esta redacción la secretaria de vivienda de la provincia Sra. Ángela Gutiérrez de Gatto al conocer el hecho.

Los propietarios deberían haber actuado bajo ley, denunciando, ya que tampoco corrían riesgos de perder su vivienda si iniciaban el trámite de desalojo que corresponde en estos casos.

La llamémosla “desalojada” relató a esta redacción entre llantos y lo poco que podía hablar, que se encontró con sus muebles y efectos personales sobre un costado destrozados, al llegar luego de haber ido a  buscar otro lugar donde alquilar.

La misma a pesar de que hace 15 años vive en San Luis nunca se inscribió en un plan de viviendas. Tiene empleo, tres  hijos nacidos en  la provincia y está en condiciones de pagar ese alquiler.

A través de mensajes de  textos que guardaba en su celular demostró que pagaba el alquiler e impuestos, los que luego daba a la propietaria.

                 Captura de imagen proporcionada por Ana, la inquilina

La dueña de la casa, nos decía que la misma estaba allí desde mayo del pasado año, pero vecinos aseveran que lo hacía desde la inauguración de ese  sector.

Si vamos a la ley, ambas partes están en falta. No se puede alquilar ni tomar prestada una vivienda que no esté cancelada y escriturada.

No se  puede, no ocupar por sus reales dueños una vivienda adjudicada. La misma debe ser ocupada de inmediato por los reales adjudicatarios y en caso de ser prestada deben asentarlo en la Secretaría de Vivienda explicando los motivos y que estos sean realmente valederos.

Esta redacción se comunicó con comisaría del menor, los que consideraron el hecho como violencia  social ya que el desalojo no fue acorde a ley.

Hoy lo más importante es que una mujer que trabaja en un reconocido comercio del centro comercial, del rubro panadería, quedó en la calle, está alojada en la casa de una vecina. El Municipio de La Punta, el Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría Ni una Menos le brindaron contención.

Hoy lo que necesita es una casa, puede pagar un alquiler ya que tiene empleo y tiene garantes. Sus hijos quedaron muy afectados al ver todo lo sucedido.

Sabemos por la secretaria de vivienda  que en caso de desadjudicaciones, tienen prioridad los inscriptos que serán puestos bajo la lupa de vivienda, para asegurarse que en caso de concubinatos, una de la partes no sea propietario.

La mujer desalojada asegura que pagaba por esa vivienda pesos tres mil quinientos y soñaba en tanto con lograr su propia casa.

La nota queda abierta; esperando una respuesta de alguien…. Ana desesperada, camina las calles buscando un lugar para su familia.

Personal no identificado de  la comisaria 37 fue acusado por testigos de hacer caso omiso al llamado de auxilio de la mencionada, además de denunciar a esta redacción la “convivencia con el marido de la dueña de la casa”, aseguran en el audio publicado en nota.

Por su parte, la dueña de la casa afirma que le prestó la misma porque no tenía donde vivir y se solidarizó con ella proporcionándole la vivienda por unos meses hasta que consiguiera un alquiler. Le pidió la casa en reiteradas oportunidades y como no le entregaba las llaves, tomó la medida de sacarle sus muebles a la calle. Además, asevera que se enteró por terceros, que ya había ido a viviendas a realizar el trámite para quedarse con la casa, motivo por el cual precipitó la decisión ya que lo consideró una traición.

Agradecemos escuchar atentamente los audios proporcionados de las involucradas, contando sus respectivas

versiones.

Testimonio Inquilina

Testimonio propietaria de la vivienda    

 

 
 
 
 
 

Traductor/Translate