Los padres que tienen inscriptos a sus hijos  en la nueva escuela García Ferré, se encuentran preocupados porque aún el establecimiento educativo que beneficia a los barrios nuevos, 600 y 900 viviendas, no tiene sus puertas abiertas.

Esto ocurre porque desde el Ministerio de Obras Públicas aún no hizo entrega del edificio al Ministerio de Educación. El equipo coordinador de la nueva institución está trabajando en Terrazas del Portezuelo porque aún no puede hacer uso del espacio.

Desde coordinación informaron a esta redacción en la tarde de hoy, que es fundamental para el inicio de actividades que “el Ministerio de Educación tenga efectivizado el edificio y que por este motivo no se puede dar una fecha precisa de inicio de clases”, aunque sí resaltaron que “durante esta semana pueden llegar a tener novedades y que se informarán por los canales correspondientes” para darle tranquilidad a la comunidad educativa.

Redacción Medios El Punteño

 

 
 
 
 
 

Traductor/Translate