Los vecinos se sumaron ayudar a Fausto para que se reencuentre con Coco y así sucedió. En el día de hoy, gracias a una niña llamada Agustina y a su mamá, Fausto se reencontró con su peluche.

NOTA COMPLETA EN WWW.SANLUISINFORMA.COM.AR

 
 
 
 
 

Traductor/Translate