Más de 50 comerciantes y vecinos se reunieron a las 10 de la mañana, tal y como estaba previsto, no los detuvo la inclemencia del tiempo, la inseguridad que golpea sus comercios y las viviendas particulares era más importante que la lluvia de la mañana.

Uno de los primeros reclamos que se sintieron, fue que al acercarse a la dependencia a denunciar, no les quieren tomar la denuncia sino que realicen exposiciones, además la espera es interminable.

Un comerciante afirmo que “di aviso al personal de un móvil, que chicos se estaban drogando en la plaza, hizo caso omiso, sin bajar del auto para ir a la plaza verificar el hecho”.

Otro comerciante asegura que se cansó de llamar por movimientos sospechosos “los móviles nunca llegan”, manifestó indignado.

Los delincuentes están a la vista de todos y los comerciantes están cansados de la falta de respuestas, aseguran que “ya no vale la pena denunciar, los detienen y después pasan por nuestros comercios y se nos ríen desde la puerta”, esto asegura que les provoca más temor al denunciar ya que consideran que se encuentran en la mira de los delincuentes menores.

Además aseguran que  “es normal ver a chicos drogados y alcoholizados”, el temor principal que tienen los comerciantes es donde atienden mujeres solas, quienes son las más expuestas a estos hechos delictivos por parte de pibes que aparentemente estarían bajo el efecto de la droga.

“La inseguridad es en toda la ciudad, ya no hay zonas que sí o que no. Los robos, los hurtos, actos de vandalismo, son cosas de todos los días” asegura un propietario de un comercio.

Luego de la reunión mantenida en la plaza de los niños, marcharon hacia la comisaría donde fueron recibidos por el comisario y efectivos policiales. Los presentes le solicitaron una reunión multitudinaria en el polideportivo, en el que estén presentes, Ministro de Seguridad, Jefes policiales, Intendente, concejales y vecinos, para que la policía exponga soluciones inmediatas a esta situación.

Los comerciantes aseguran ser víctimas de la delincuencia y hasta de la propia policía ante la falta de accionar. Consideran que las leyes no ayudan pero tampoco hay decisiones por parte del Ministerio y de jefatura policial de una prevención y acciones planificadas entre ambas comisarías y divisiones. Además le manifestaron al comisario que “la división de inteligencia y delitos no trabaja como corresponde, no hacen tareas de inteligencia, también queremos que el intendente se involucre para que todos trabajemos en conjunto”, finalizaron.

 
 
 
 
 

Traductor/Translate