Las Asociaciones Protectoras de Animales iniciaron una campaña por las redes sociales por el anuncio de la comuna de La Punta por la instalación a futuro del microchip en los animales.

Desde Zoonosis habían informado a esta redacción en la nota bajo el título “La Punta: Con la implementación del Microchip buscan revertir el histórico problema con la población de perros”, en la que se afirmaba que “el Microchip es insertado a través de una jeringa y tiene el tamaño de un grano de arroz. En él se cargarán todos los datos sanitarios del animal y los datos personales de su dueño al que le darán un usuario para que pueda acceder desde una computadora o teléfono”.

 Para el Director de Zoonosis “esto logrará identificar la mascota con el dueño correspondiente, su historia clínica y por ende tener control sobre la tenencia de la mascota para comenzar a revertir el histórico problema con la población de canes de nuestra ciudad” finalizó.

Esto no fue tomado con beneplácito por las protectoras de animales quienes sostienen que “No existen en el MUNDO estudios que afirmen que el chip no produce daño ni alteraciones en la salud y bienestar de los animales”.

Además afirman que “Los animales que viven en los distintos Barrios como comunitarios serán SACRIFICADOS, ya que al no tener quien los lleve a MARCAR, éstos serán desaparecidos considerando que nadie los reclamará y nadie los chipeará como miembros de su familia por el riesgo a las inescrupulosas e ilegales multas que serán ejecutadas en caso de que un animal MARCADO sea encontrado en la calle”.

Otros de los puntos, en los cuales estas asociaciones están en contra es que consideran que se ponen en riesgo los datos personales, “Si bien son básicos, dan acceso directo al fraude y extorsión, personal o telefónica por parte de terceros que puedan tener acceso a estos datos (CUALQUIER persona en la Tierra puede comprar una lectora de chips). En el chip se cargan datos de gran importancia como; Nombres y apellido, DNI, Dirección y N°(s) Telefónico(s)”.

Le solicitan al municipio que den marcha atrás con la medida y que la principal solución son las “castraciones genuinas, que deben ser gratuitas, sostenidas en el tiempo, ininterrumpidas, barriales y extendidas”.

Desde zoonosis, intensificaron las campañas de castración y desparasitación en todos los barrios, además realizaron durante el año pasado campañas de concientización, brindando charlas en las escuelas y en los barrios.

Este año harán lo mismo pero se sumarán los Bomberos Voluntarios quienes darán instrucciones del cuidado de los animales, pero desde la Dirección de Zoonosis consideran que todas estas medidas no son suficientes para dar solución a la sobrepoblación de los más de 45000 perros que tiene la ciudad, por tal motivo implementarían el microchip como posible solución.

Restará esperar la respuesta de Zoonosis a la campaña iniciada por las proteccionistas de Animales.

 

 
 
 

Traductor/Translate