La gestión del intendente Martín Olivero, al frente de la Municipalidad de La Punta, progresa de manera firme y segura. A la adquisición del flamante camión compactador de residuos, el mes pasado, hoy suma la incorporación de una pala cargadora a través de licitación pública, con el objetivo a mediano y largo plazo de que la ciudad cuente con su propio Corralón Municipal.

El proyecto, que contempla un monto aproximado de un millón de pesos y cuyos fondos son enteramente Municipales, fue aprobado por el Honorable Concejo Deliberante (HCD) de nuestra ciudad y el viernes pasado Olivero firmó el decreto para la obtención de la máquina.

compactadorint

La compra de esta nueva maquinaria se traduce en una mejora sustancial en la prestación de servicios fundamentales como el retiro de escombros domiciliarios, y de ramas y residuos en los espacios verdes. Asimismo, supone la realización de arreglos menores, limpieza de espacios públicos, carga y transporte de áridos a zonas de reparaciones de calles, entre otras tareas que se llevan a cabo diariamente a lo largo de todo el año en la ciudad de La Punta.

“Actualmente el municipio alquila los equipos para llevar a cabo estos trabajos. Ello comprometía un gasto significativo en el presupuesto municipal, a la vez de no permitir tener un control total de las prestaciones por los elevados montos que implican”, expresó Gabriel Messina, Secretario General del Municipio. “Adquirir una pala cargadora que sea propia del municipio, permitirá optimizar la labor con una mayor disponibilidad de uso, una mejor trazabilidad y eficacia, entre otros beneficios”, aseguró.

Al adquirir la pala cargadora, la gestión municipal de Olivero puede generar un ahorro de gastos superior a un 48% en cuanto a dinero y reinvertirlo en nueva maquinaria esencial para cubrir las necesidades de los vecinos de La Punta. Asimismo, esta adquisición le permitirá al Municipio realizar los trabajos de manera autónoma, con mayor celeridad y optimizando la prestación de los servicios.

 

 
 
 
 

Traductor/Translate