Ocurrió este sábado por la noche, en el kilómetro Nº 29 de la autopista 25 de Mayo, en Los Molles. Hugo Vera, único habitante de la vivienda, regresaba de comprar y la encontró  en  llamas. Las pérdidas fueron totales. Los Bomberos Voluntarios de La Punta reciben donaciones para ayudarlo.

El trabajo de muchos años de José Vera quedó reducido a cenizas en cuestión de minutos. Su casa, ubicada en el kilómetro Nº 29 de la Autopista 25 de Mayo,  en Los Molles, ardió en el transcurso de tiempo en el que él se fue y volvió de comprar en el almacén más cercano y lo dejó, literalmente, con lo puesto.

La casa, es una construcción  de ladrillos, en la que predomina la madera en el interior, algo que vera conoce muy bien por su oficio de carpintero.  El material ayudó a que las llamas se propaguen con mucha más velocidad e intensidad,  y pese a que una dotación del cuartel de Bomberos Voluntarios de La Punta y otra de del Cuartel Nº 2 llegaron en menos de 15 minutos y lo apagaron, no pudieron salvar nada del interior.

Vera y algunos vecinos de la zona colaboraron en la extinción del fuego, el dueño de casa sufrió quemaduras en la cara y manos producto de su desesperación, según relataron un bombero voluntario de La Punta que estuvo presente,  pero no quiso que lo revise el personal de una ambulancia que acudió preventivamente.

Conmovidos por la situación en la que quedó Vera,  los Bomberos Voluntarios de La Punta realizan una colecta para ayudarlo.  “Colchón, cama, mesa, sillas, ropa talle 44 y zapatillas Nº 42 o cualquier cosa es bienvenida para este hombre”, dijo Gladys Aguilar, presidenta de la asociación Bomberos Voluntarios de La Punta. Las donaciones se reciben en el cuartel ubicado en la Avenida Serrana, al lado de la Comisaría Nº 28.

“Los que quieren ayudar y no pueden llevar las donaciones al cuartel, se pueden comunicar al 4452000, interno 6839, y lo vamos a buscar”, cerró Aguilar.  

incendiocasados

 

incendiocasa

 

Fuente El Diario

 
 
 
 
 

Traductor/Translate